Argentina - Capital Federal -Sitio web con información y contenidos de Su Revista Barrial, revista en papel de distribución gratuita en los barrios de Villa del parque, Villa Devoto, Villa Pueyrredón, Agronomía, Paternal, Villa Mitre y Santa Rita. Notas barriales y de interés general
 
 

 

 

Su Revista Villa del Parque y Devoto Una Historia para ser Leída
Es bastante probable que en muchos juzgados de paz, repartido por el país, se guarde la memoria de otra historia argentina. Una historia más cercana a la vida de todos los días registrada en los partes de la policía, ¿porqué no? Así parece demostrarlo un sumario de la policía territorial misionera, fechado en 1890, que con paciencia detectivesca encontró el oficial principal César Luis Cáneva. Publicado por la revista "M. Baiagüi", de Posadas. El hallazgo divulga la denuncia de Angelina Soleres contra Bonifacio Estrella -acusándolo de haber abusado de ella y sus hijas- dando testimonio directo de una época y, como se verá, también de una sutil comprensión de la naturaleza humana. Al transcribir el documento conservamos la redacción original del comisario Marcos Andrade y sus errores de ortografía, para ser fieles, también, a una manera de ver el mundo.
LA DENUNCIA:
"El día de hoy, quienes de enero de mil novescientos nueve, se presienta ante mí, Marcos Andrade, comisario de policía del barrio La Estación, ubicado cerca de la laguna San José, una mujer dijo venía a levantar una denuncia, y la que respondiendo a las preguntas que le hise, contestó: llamarse Angelina Soleres, viuda (no se sabe de quién) paraguaya, de 38 años de edá, quien vive en una casa blanqueada de verde que hay del otro lado de la Estación, en el camino que va a la laguna.
"Despúes de eso la pasé la palabra a ella y dijo: que la primera vez, se casó con Francisco Carreño, de quien tubo dos hijas, la Micaela y la Dolores, de diesiocho y quince años cada una die ellas que era muy felises, pero que un día él se fue a trabajar a los obrajes n'el altoparaná, y como estubo cuatro años, sin volver a las casa, ni dar señales de vida, ella creyéndole muerto, se volvió a casar con Casimiro Reyes, de quién tuvo tres hijos más. Que no sabe porqué causas Reyes también la abandonó hase ya mucho tiempo, y como no está segura si sus dos marido son muertos o no, es que no sabe de cuál de ellos es viuda. Que hase un año se conoció con Bonifacio Estrella, foguista del tren, quien quiso casarse enseguida con ella, pero la dicente, de miedo a que le pasara lo mismo que con los otros maridos, no le dió el sí y solo acetó vivir arrimada con él, pero guardándole el rispeto como si se tratara de un esposo de endeveras y no a la guante (en joda).
Mimos de Estrella para la familia
"Que Estrella se portó bien al principio, era cariñoso con sus hijos y corría con todos los gastos de la casa. Pero muy pronto, la dicente se dió cuenta, que entre él y su hija Micaela algo había, y no estubo desacertada ya que su hija estaba gruesa de tres meses y que el seductor era su propio marido.
"Que por supuesto ubo un gran barullo entre ellos, pero como ya se abían acostumbrado a vivir todos juntos, arreglaron las cosas de modo que Estrella siguiera viviendo en la casa, pero como marido de Micaela: ¡con la dicente, ni hablarse! Claro que ella sentía perder un marido joven y con empleo, como Estrella, pero después de lo que abía pasáo, ¡que más iba acer!"
"Que la dicente lo entregó a la pareja su cama de matrimonio y ella se fue a dormir en el catre que usaba la Micaela".
Otro enamorado ronda la casa
"Que las cosa siguieron bien un tiempo no más, porque el cartero Frutuoso Gomes, al verla libre a la dicente, empezó a festejarla, pero al enterarse Estrella de esos amores, le proivió a Gomes que llegara a las casas, alegando que mientras el sostuviera la familia, el mandava. Que la dicente reconoce que Estrella tiene razón en parte, pero que ella tamién tiene, porque ya que el la dejó por su hija, no puede proivirle que ella busce la felicidá al lao de otro ombre".
"Que a pesar de sus protestas, Estrella se impuso, y la dicente le iso caso porque comprendía que a pesar de sus caprichos, el ombre no es malo del todo".
¡Que gaucho este Estrella!
"Que cuando depué de tanta desilucione ella pensaba rinunciar a dos ombres, buscando la felicidá que le falta en el nieto que la Micaela está por darle, resulta que Estrella se le manda a mudar de la casa, llevándose la otra hija -la Dolores!! De quince años de edá, y que de yapa es media sonsa, porque sino, no se esplica como puede aberse ido con un ombre así. Que si la dicente estuviera en otras condiciones, no pediría nada, pero se ve obligada a dar este paso, teniendo en cuenta que depué de lo ocurrido, es muy dificil encontrar otro ombre que se quiera acer Cargo de la familia".
Salvar el honor de la familia
"Que por eso presenta esta denuncia, pidiendo a la autoridá que la hagan justicia, obligándolo a Estrella a volver a casa y a que se case con cualquiera de sus hijas, así se siente más obligado a cumplir con sus compromisos. Y que si él no quiere casarse con las muchachas, todavía estaría dispuesta a sacrificarse, casandóse con él, nada más que pa salvar el buen nombre de la familia. Oido todo lo que ha dicho, día por terminada la denuncia, firmando la dicente conmigo y los testigos don Froilán Sombra, más conocido por el rengo Sombra, y el peluquero Vitorio Abalos, vecino de esta comisaría, y ombre de toda mi confianza, Firmado: Angelina Soleres, Marcos Andrade, Vitorio Abalos, Forilan Sombra"
La vuelta al pago
Para encontra a la pareja, el comisario Andrade nombró al sargento Froilán Troncoso, que cinco días después de la denuncia trajo detenidos a Bonifacio Estrella y Dolores Carreño. Con lo que continúa el sumario "la ago trair a mi escritorio a la menor Dolores Carreño, que está detenido por aberse mandado a mudar con el marido de su hermana, y la que abiendo prometido que contaría todo lo que a susedido, empesé por preguntarle cuantos años tenía, y las demás cosas que se pregunta a las personas que cáin presas, contestando llamarse como ya lo dije emprinsipiar, hija de su madre Angelina Soleres, paraguaya también como toda la familia, pero anotada en Candelaria, no tiene más que quince años y no sabe escribir ni esquelas".
"El suscrito cree de su obligación dejar constancia que la muchacha está bien desarrollada, y que a pesar de la edá que confiesa, ya es una mujercita, y buena. Preguntada para que diga si sabe porque a caído presa, contesta: que sabe que la an tomao por aberse fugado con Bonifacio Estrella".
"Preguntada para que cuente todo lo que haya pasao, contesta: que ella lo quiso a Estrella desde que lo conosió, y que él le correspondió enseguida, pero como ella era algo chica todavía, y él tenía compromisos con su madre y su hermana Micaela, resolvieron esperar, que ace una semana se pusieron de acuerdo por fin y se dispararon juntos, que en esa semana Estrella la a provado como mujer y está muy conforme con ella, y que si no le quieren creer que se lo pregunten a él."
"Preguntada para que diga si está arrepentida o no del mal paso que a dao, contesta que no se arrepiente de nada, que Estrella ya a cumplido bien con su madre y con su hermana, y bastante que a devido esperar mientras él las atendía a ellas antes que a la dicente, y que lo justo es que aura se lo dejen a ella, siquiera por un tiempo, para que él pueda conocerla mejor y que después elija con quien quiere quedarse; que su madre, a echo esta denuncia solo por envidia, y que no quiere desir otras cosas peores pa que la gente no hable. Ante la repentina salida de la muchacha, termino con ella, y firmamos los dos con los mismos testigos que la primera vez".
Estrella canta todo
"Después lo ago pasar al acusado, que fue tomao preso junto con la mujer que se había diparao con él, y como el ombre se prometiera desir la verdá, de todo, emprincipié por preguntarle quien era, contestándome en presencia mía y del sargento Troncoso que no me dejará mentir. Dijo llamarse Bonifacio Estrella, santafesino como de veinticinco años, casado, bien parecido y bien empleado en el ferrocarril. Sabe que lo emos agarrao por lo que a echo y se pone a la disposición de esta autoridá".
"Preguntado para que cuente como an pasado las cosas, contesta que lo único que a echo es fugarse con la Dolores, porque la quiere y ella le corresponde. Preguntado cuantos días a vivido con la menor, contesta: que seis. Preguntado si de noche dormían juntos, contesta: que por supuesto, que de no, pa que se iba disparar con ella. Preguntado si antes vivía con Micaela Carreño, contesta que es verdá, que ella está por tener u hijo del dicente, y que él la quiere mucho también, porque la muchacha es buena, y no se abría animado a meterlo en este enriedo, sino que es la madre la que a echo todo el barullo, enojada porque al principio el dicente vivía con ella y despué la dejó, preguntado porque causa la dejó, contesta; que porque las hijas eran mejores que la madre".
Un hombre de palabra
"Preguntado si le a dado palabra de casamiento a alguna de ellas, contesta que no, porque el dicente ya es casado con Raimunda Bustos, pero si su mujer se muere pronto, como tiene la esperanza porque la pobre ace mucho tiempo que está enferma, entonce talvé pueda cumplir con la Dolores, o con la Micáela, aunque sea, pero ¿con la vieja? ¡nunca!
"Preguntado si su esposa conosia sus relaciones con los Carreños, contesta: que sabía todo, pero como el dicente cumple con sus obligaciones de esposo, y no tiene ningún vicio, antes que ande chupando o jugando en los boliches, su mujer le permite que tenga esas distrasiones afuera de la casa, pues como es una mujer sensata, comprende que estando ella enferma y siendo el disente un ombre joven y sano tiene que tener sus tentaciones. Preguntado si no se la a olvidado desir alguna otra cosa, contesta: que no se siente culpable de nada ya que si bien reconoce que a echo vida marital con Angelina Soleres y sus dos hijas, también es cierto que él sostenía a toda la familia con su trabajo, y entonces lo justo era que ellas le pagaran en alguna forma el servicio que les acía."
El comisario resuelve
Don Marcos Adrade deja en libertad a la pareja. "paresiendole al suscrito que la menor Dolores Carreño se a disparao por su gusto con su sedutor Bonifacio Estrella y que entre ellos se quieren resuelvo largarlo a los dos, ya que viviendo juntos no an echo mal a naides, pues ay que tener en cuenta que aunque él sea casado, su mujer es enferma y n' le sirve pa nada"Claro que para tranquilizar su conciencia, Andrade eleva un informe al jefe de policía en Posadas, don Liberato Monjes, pidiéndole que revise al sumario y le dé su ,opinión. Y dice don Marcos: "como parece que al tal Estrella le gusta más la Dolores, que es la mejor de las tres, yo lo e dejao en libertá a los dos, porque me parece que nosotros, que alguna ve también fuimos potros, no tenemos derecho a estropear la felicidá de naides. Pa mi que la vieja a echo la denunsia por despecho nomás, depué que el moso la cambió por las hijas. Y por eso me parece que si los dejamos en libertá se an de volver a arreglar entre ellos otras vez. Es cierto que él a sido marido de todas, pero pensá tamién que el ombre les daba de comer, y no era justo que las tres comieran a su costilla, y de arriba nomás. Total: que si lo metemos preso a él, ellas se van a acomodar con el primer prójimo que se anime a pararles la olla, y entonces antes que anden cambiando de monta, me parece que lo mejor es dejar las cosas como están, así ellas siguen viviendo con Estrella nomás. ¿Qué decis vos?.
Y don Liberato Monjes contesta desde Posadas, el 26 de enero de 1909. "Considerando que tanto la denunciante como sus hijas son tres mujeres en estado de merecer, las que deben saber lo que les conviene, puesto quean vivido muy a gusto con el acusado mientras que él les daba de comer y sólo se quejan aora cuando él, cansado de sostener la familia, abandona a dos para quedarse con una sola, lo que me parece muy bien echo, puesto asegún como se mire el asunto el abuso es más de ellas que de él. Resuelvo; Aprovar el proceder del Comisario de la Tercera, Don Marcos Andrade, y disponer el archivo de estas actuaciones. A ruego del Señor Jefe de Policía don Liberato Monjes, por no saber hacerlo. Firmado: Emilio Sánchez, Secretario y Comisario de órdenes.

villa del parque

Staff de surevistabarrial.com.ar
Editor: Jorge Hevia.
Contenidos historicos y de Surevista (medio gráfico)

Sitio diseñado, posicionado y mantenido por

Ponemos su empresa en internet.
- Sitios web
- Diseño y manejo de su facebook y twitter

Email: contacto@surevistabarrial.com.ar

Formulario de contacto

Turismo

 
Medios periódísticos del mundo