Argentina - Capital Federal -Sitio web con información y contenidos de Su Revista Barrial, revista en papel de distribución gratuita en los barrios de Villa del parque, Villa Devoto, Villa Pueyrredón, Agronomía, Paternal, Villa Mitre y Santa Rita. Notas barriales y de interés general
 
 

 

 

Su Revista Villa del Parque y Devoto EL FUEGO INTERIOR
En principio, es importante definir a la gastritis como un conjunto de síntomas que van desde la acidez al ardor periódico, porque el ocasional, ¿quién no lo tuvo? Se localiza por lo general en la llamada 'boca del estomago' por encima del ombligo. Cuando se instala un verdadero dolor, y ni hablar si el mismo se corre a la espalda: úlcera en puerta.
Cuando hablamos de gastritis ya estamos prediciendo que estamos frente a la inflamación del estómago. Esto en realidad es patrimonio del patólogo luego de analizar una biopsia que se puede tener a través de la endoscopia.
Por extensión queremos significar un paciente con acidez, ardor, languidez, o dolor epigástrico (donde Napoleón se colocaba la mano) pero nunca acumulo de gases, gas...tritis.
El exceso de ciertos alimentos e infusiones puede aumentar los síntomas mencionados, por ejemplo el café, mate, grasas (empanadas, embutidos, chocolate, dulce de leche, alfajores etc.,) salsas, alcohol, cítricos, etc. En ocasiones esta acidez puede alcanzar la garganta (reflujo) y algunos trastornos higiénico-dietéticos, como hacer ayunos prolongados. ¿Quién no sale en ocasiones con tres mates y recién a la tarde o noche come algo sólido?, y como la mezcla de grasa con harina es lo que tenemos mas fácilmente al alcance nuestro, estamos excitando la secreción de ácido clorhídrico (no es otra cosa que ácido muriático) comprometiendo aun mas la inflamación de la mucosa del estómago. Este ácido es muy necesario en condiciones normales para ayudar a digerir la carne. ¿Ud. imagina la mucosa erosionada sin esta barrera de protección?, ¿qué pasaría con nuestro pobre estómago?
¿Cómo se produce?
Esta era una enfermedad a la que vinculábamos por lo general al stress, al consumo de antiinflamatorios (aspirinas) o la sumatoria de ellas. Hoy "casi" se trata de una enfermedad infecciosa, es decir, sin dejar de lado lo lesivo de los irritantes gástricos, debía haber otro factor que hiciera que algunos paciente sometidos a stress o ingesta de aspirinas tuviera síntomas de gastritis y otros no. En resumen: "HACE GASTRITIS EL QUE PUEDE Y NO EL QUE QUIERE"
Decimos que "casi" es infecciosa, por la existencia de una bacteria llamada Helicobacter Pylori que se aloja en el estómago, debajo de la mucosa, provocando inflamación local, interfiriendo la oxigenación de las células, y así la muerte de ellas. Es entonces cuando aparecen las erosiones (lesiones similares a las aftas de la boca). Desde ya los otros factores mencionados colaboran en mantener o incrementar estas lesiones incluso hasta provocar úlcera gástrica o duodenal.
El contagio de esta bacteria se cree es oro-oral (boca a boca) u oro-fecal como sucede con ciertos parásitos. Verduras y frutas también constituyen factores de riesgo e incluso ciertos animales domésticos también la contagian.
En la Argentina tenemos una incidencia alta de infección (60 a 70%) y sólo la mitad tiene síntomas.
¿Cómo se la debe estudiar?
Depende básicamente de la existencia y de la intensidad del dolor. Si este síntoma es el predominante, debe verse el estómago y el duodeno, ya sea mediante la radiografía (seriada gastroduodenal) o por medio de la endoscopia, un método que nos permite, no sólo identificar la lesión sino también tomar una muestra y saber si hay infección con el H. Pylori. En cambio, si las molestias son menores, como acidez , ardor, reflujo o fuego, se puede intentar con tratamiento en corto tiempo y evaluar el comportamiento del aparato digestivo. De aquí la importancia -a fin de no minimizar síntomas e interpretarlos correctamente- de consultar al gastroenterólogo.
¿Cómo tratarla?
Si partimos de la idea de la bacteria es un factor importante en la producción de la gastritis, indudablemente hay que erradicarla y esto se logra mediante la administración de antibióticos y antiulcerosos. También habrá que insistir sobre un cambio higienodietético, no solo en qué sino en cómo comer -lo que es tanto o más importante aún-: evitaremos los irritantes y comeremos en escasa cantidad, lento y seguido.
Hay que tomar conciencia de que hay patologías muy serias (como el cáncer) que pueden confundirse con la gastritis por la similitud de los síntomas; o incluso que los éstos pueden ceder con la misma medicación que para la gastritis. Nunca deberíamos minimizar las senales y siempre, sin excepción, consultar al gastroenterólogo o clínico de cabecera.
Por el Dr. Luis E. Caro
Jefe de Gastroenterología del Instituto A. Fleming
Director de GEDYT Gastroenterología diagnostico y tratamiento
Profesor Adjunto de Gastroenterología de la Facultad de medicina de la Universidad de Favaloro.
Profesor extraordinario del curso de post grado de Gastroenterología de la Facultad de El Salvador.


Monóxido de Carbono
Para evitar riesgos producidos por el Monóxido de Carbono, la Dirección General de Defensa Civil del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires recomienda.
· En los distintos ambientes de la casa donde funcione un artefacto a gas incluyendo estufas infrarrojas y catalíticas, debe existir buena ventilación, debido a que la llama consume oxígeno, pudiendo provocar asfixia.
· Recordar que están prohibidas las instalaciones de estufas que no sean de tiro balanceado, en los dormitorios y otros lugares cerrado, tampoco está permitido instalar calefones y termotanques en baños y ambientes cerrados.
· Tener en cuenta que toda reparación que se deba realizar en los artefactos y la instalación interna, deben ser hechas por un gasista matriculado.
· Asegúrese que el conducto de evacuación al exterior de gases de combustión de sus artefactos, no esté: obstruído con nidos, abollado o desconectado.
· Controle que la llama de sus artefactos sea de color azul, si fuera amarilla, significa que está produciendo monóxido de carbono, en ese caso apague el artefacto y haga revisar el quemador, por un gasista matriculado.
· Si percibe olor a gas, no accione llaves de luz ni artefactos eléctricos cierre las llaves de paso de gas y ventile el ambiente
· No se acueste a dormir o a descansar con artefactos de llama abierta encendidos (aún con el piloto del calefón), es peligroso y sin ventilación permanente puede ser mortal.
Ante situaciones de riesgo recuerde que puede comunicarse con la línea telefónica gratuita de Defensa Civil 103 durante las 24 horas.

villa del parque

Staff de surevistabarrial.com.ar
Editor: Jorge Hevia.
Contenidos historicos y de Surevista (medio gráfico)

Sitio diseñado, posicionado y mantenido por

Ponemos su empresa en internet.
- Sitios web
- Diseño y manejo de su facebook y twitter

Email: contacto@surevistabarrial.com.ar

Formulario de contacto

Turismo

 
Medios periódísticos del mundo